, ,

Plantas Carnívoras Más Aterradoras de la Naturaleza

Las Plantas Carnívoras son un grupo diferente dentro del Reino Vegetal. Sus formas extrañas, su alimentación a base de insectos y sus estrategias para capturarlos son sencillamente fascinantes: Acompáñame y conocerás las Plantas carnívoras más Aterradoras de la naturaleza:

Genlisea:

Estas plantas carnívoras, son terrestres o semi-acuáticas. Cuentan con unas hojas que tienen trampas tubulares, que son originadas de forma separada. Las plantas del género Genlisea se han especializado en alimentarse de protozoos y en atrapar a sus presas de forma química. Se suele encontrar a lo largo del África tropical, Madagascar y Brasil.

Genlisea

Nepenthes bicalcarata:

Se la conoce como planta jarra debido a la genuina forma que posee, como otras plantas carnívoras de la misma familia dispone de un tallo que puede llegar a los 15 metros de longitud, al final de este tallo encontramos hojas que pueden llegar a medir 30 centímetros y que acaban formando una estructura de jarra, donde se encuentra la trampa. En el interior de esta se encuentra un fluido sintetizado por las glándulas de néctar de la propia planta, que se supone es similar a una especie de almíbar. Los insectos se sienten atraídos por el olor que desprende este fluido y caen en la “jarra” formada por la planta. En este lugar los animales atrapados son digeridos durante días e incluso semanas, esto ya depende de la naturaleza de la presa. “Impactante no crees?”

Nepenthes bicalcarata

Sarracenia purpurea.

Esta planta es muy parecida a la anterior por su distinguida forma, una característica que se nota a simple vista es que posee una flor purpura que es realmente hermosa, por lo tanto, esta planta carnívora puede emplearse exitosamente como planta ornamental. Dispone de una especie de jarra formada por sus hojas, aunque este mecanismo de captura resulta ineficaz al menos frente al 1 % de insectos que se acercan a la planta. En los casos en los que sí resulta eficaz, la presa cae dentro de la jarra y se ahoga en el agua de lluvia acumulada por las hojas, estas mismas hojas sintetizan enzimas digestivas que permiten absorber todos los nutrientes de la presa, que en este caso, puede ser una hormiga, mosca, araña e incluso una mariposa. Durante los meses más cálidos del verano la jarra se llena rápidamente de presas, pues estas ven en la planta una oportunidad para beber agua y refrescarse, encontrándose con su propia muerte!.

Sarracenia purpurea

Aldrovanda:

Es una planta carnívora acuática. Su habitad natural son charcos o pequeños estanques de agua ácida. Pertenece a la familia de las droseráceas. Posee una especie de vejiga natatoria y gracias a esta se mantiene en suspensión cerca del agua. Posee unas hojas transparentes para atraer a los insectos como pulgas de agua o larvas de mosquitos y éstos son capturados gracias a dos lóbulos que tiene rodeados de pequeños dientes con pelos detectores. Otra característica de esta planta carnívora es la ausencia de raíces y necesita vivir con otras clases de plantas acuáticas.

Aldrovanda

Drosophyllum:

Vive en suelos muy ricos en nutrientes, pero pobres en hierro, realiza la fotosíntesis aunque debe completar su nutrición mediante la digestión de insectos que le proporcionan el nitrógeno del cual carece el medio en el que vive. Es una cazadora de insectos (moscas, mosquitos y mariposas). La planta en su tallo tiene múltiples glándulas que produce una serie de gotas que contienen una sustancia muy pegajosa, además de emitir un intenso y agradable olor a miel. Los insectos voladores son atraídos por este olor; dichos insectos al posarse sobre la planta quedan pegados literalmente, y la planta continúa secretando más sustancia pegajosa, después de un corto tiempo las presas mueren ahogadas por las gotas o simplemente mueren de hambre. Al morir estos insectos son digeridos por enzimas que genera la planta, y de esta forma absorbe todos los nutrientes de su alimento.

Drosophyllum

Venus atrapamoscas:

Dicho nombre hace una clara referencia a su alimentación, es una de las plantas carnívoras más conocidas y exóticas, de hecho es la que comúnmente se puede observar en las películas de Hollywood. Esta planta cuenta con flores, pero es en sus hojas donde encontramos al final de las mismas dos lóbulos que esconden en su interior tres diminutos pelos sensitivos, cuando el insecto toma contacto con uno de estos pelos, los lóbulos se cierran y el insecto queda atrapado. Se trata de un mecanismo de captura lo suficientemente especializado como para poder distinguir entre el estímulo provocado por un insecto y el provocado por una simple gota de agua. Cuando estos lóbulos se cierran, los cilios que poseen en los bordes se entrelazan entre ellos para impedir que la presa escape. Esta planta es de las más desarrolladas en su género.

Venus atrapamoscas

Lirio cobra:

Es una planta carnívora procedente de los estados de California y Oregón en Estados Unidos. Su aspecto recuerda al de una serpiente cobra, a la que debe su nombre. Posee hojas tubulares, de color verde, encorvadas, con un opérculo bífido, como una lengua de serpiente. Sus flores son bastante grandes, de color marrón rojizo y verde claro. Captura sobre todo moscas o avispas, pero las plantas adultas son capaces de capturar presas más grandes. Las presas son atraídas por el néctar que esta produce en su interior, los insectos ingresan a la planta, toman un poco de néctar, y luego no pueden salir de ella, ya que posee unas paredes muy lisas. Al cabo de un tiempo y de tanto intentar escapar, caen al fondo de la planta donde bacterias y microorganismos se encargan de descomponerlos y así facilitar la absorción de los nutrientes que necesita la planta. Es una muerte muy dolorosa, ya que la planta no espera a que el insecto muerta para comenzar a devorárlo.

Lirio cobra

Pinguicula grandiflora:

Esta planta carnívora también se conoce con el nombre de violeta de agua, se trata de una preciosa planta que cuenta con una base de hojas pequeñas de color verde claro, un tallo mediano (puede llegar a alcanzar 25 centímetros de longitud) y una única flor violeta (en extrañas ocasiones más de una). En su base la violeta de agua posee entre 5 y 10 hojas, las cuales son pegajosas y permiten que cualquier insecto que se pose sobre ellas quede adherido a las mismas. Si deseas decorar tu hogar con esta preciosa planta carnívora debes tener en cuenta que sólo se desarrolla adecuadamente en climas templados y que necesita un suelo profundo y rico en materia orgánica. “Con esta planta no tendrás necesidad de insecticida”

Pinguicula grandiflora

Drosera aliciae:

Llama la atención por su aspecto y color, principalmente de tonalidad rosa y con bordes fucsia. Se caracteriza por crecer en forma de rosetas muy apretadas, las cuales disponen de tentáculos en su superficie, similares a los que podríamos encontrar en un pulpo, pero no tan evidentes. Los insectos son atraídos hacia los tentáculos precisamente por la coloración que estos adquieren (más intensa cuanto mayor es la iluminación), las flores de esta planta crecen a unos 30 centímetros de las hojas con tentáculos, para evitar atrapar a los insectos polinizadores, pues de ellos depende su reproducción. “Es una planta muy inteligente”

Drosera aliciae