,

Los métodos anticonceptivos del pasado

métodos anticonceptivos del pasado.

A lo largo de la historia los hombres y las mujeres se enfrentaron el gran problema del sexo, de los bebés; desesperados por encontrar una solución buscaron agarrarse de cualquier cosa que tuviera a la mano.

Descubre los métodos anticonceptivos del pasado.

métodos anticonceptivos del pasado.

Mercurio

Para muchas mujeres evitar quedar embarazadas es lo más importante sin importar cómo, en la antigua china las mujeres tomaban aceite con mercurio, con el tiempo la acumulación de metal en la sangre causaba cambios en la médula de los huesos, insuficiencia renal y daño cerebral, pero al final para ellas no importaban estas consecuencias, porque lo esencial era no quedar embarazadas.

Estiércol del antiguo Egipto

A diferencia de la anterior este método no mata y si funciona, pero no sabemos si estaría dispuesto a utilizarlo. Las egipcias mezclaban excremento de cocodrilo con miel y se untaban el puré resultante en sus partes íntimas, no sabemos quién fue la inventora de esta genialidad pero hasta ahora los científicos siguen asombrados y es que la popó de cocodrilo es ácida como los espermicidas actuales, así que muy probablemente funcionaba a la perfección.

Testículos de comadreja

Las mujeres de la edad media creían en un método anticonceptivo supuestamente infalible, atarse testículos de comadreja en la parte interior del muslo, según ellas servía para activar una mágica barrera protectora aunque de seguro debes estar sospechando que los hombres salían corriendo ante esta tremenda escena. Además se pensaba que si en el momento del coito la mujer tenía un hueso de comadreja atado al cuello ya nunca más podría concebir.

Té de testículos de castor

Siguiendo con nuestra saga de los testículos tenemos a las mujeres canadienses de los siglos 16 y 17 que eran más sofisticadas que sus abuelas europeas las del testículo pegado. Ellas lo que hacían era moler las partes del pobre animal, hacerlas polvo y echarlas en alcohol para verlo como una infusión, visitar a tu amiga a la hora del té debió ser todo un peligro.

Preservativos

No es tan moderno como piensas y menos si estás pensando en látex, todo empezó con el rey Minos de creta de quien la leyenda cuenta que su semen tenía escorpiones y serpientes por lo que tenía que encontrar una forma de proteger a su esposa. La verdad es que parece que el rey tenía enfermedades venéreas terribles y la leyenda sólo buscaba formas gentiles de contar las cosas, pero lo que nos importa acá es que se ponía condones hechos con la vejiga o los intestinos de animales. Los romanos también utilizaban condones hechos a base de tejidos de cabra, de cerdos y de hombre, como las vejigas humanas les parecieron más naturales mataban a un esclavo cada vez que querían condones o conseguían algún cadáver. El condón más antiguo encontrado es del siglo 16, era de piel de cerdo y como todo complejo aparato venia con su manual de instrucciones que decía que para usarlo había que remojarlos leche tibia para darle suavidad y flexibilidad.

Agua de herrero

Un manuscrito griego del siglo dos recomendados a las mujeres tomar agua de herrero para evitar tener hijos y no cualquier agua sino la del balde en donde se remoja va a las espadas candentes, está loca creencia atravesó toda la historia de europa y durante la primera guerra mundial muchas mujeres se inscribieron voluntariamente a fábricas que trabajaban con plomo para no quedar embarazadas, se nota que la pasaban bien en ausencia del marido, sin embargo el plomo en la sangre da insuficiencia renal, convulsiones y daño cerebral, así que el lema antes muerta que embarazada no era únicamente de las chinas, sino también de las europeas.

Hacer pipí

Si en la edad media el hombre se quedaba dormido y no había tiempo para una charla post sexo no interesaba porque la mujer tenía muchas cosas que hacer, tenía que salir corriendo al bosque a buscar el lugar en donde una loba hembra había orinado y hacer lo mismo encima, de esta forma no tendría hijos, quizás este método no suene para nada efectivo pero es un tanto raro.

Lysol

Éste era el nombre de un enjuague vaginal que servía para que las mujeres no quedarán embarazadas, como el aborto y la anticoncepción estaban prohibidos en estados unidos de 1900, los anuncios en los periódicos eran muy solapados, decían que ayudaba a las mujeres a mantener su higiene y en caso de negligencia íntima, lo cierto es que causa inflamación y quemaduras. En 1911 hubo 193 envenenadas y 5 muertas a causa de su uso.

Duchas con coca cola

De todos los presentados en esta lista este método es el más actual en los años 50 y 60 las mujeres se daban duchas vaginales con coca cola después de tener sexo, en el 2008 los científicos de Harvard descubrieron que esto pudo haber tenido sentido según, estudios hechos con la coca cola ésta mató a gran parte de los espermatozoides para ser más específicos lo hizo con el 41 por ciento de éstos, así que ya sabes además de limpiar el sarro de tu baño la coca cola puede ayudarte con el control natal, pero ten cuidado su eficacia es sólo del 41 por ciento así que es bastante probable que no funcione.

Esponjas

Para terminar tenemos el método más acido el talmud el otro libro sagrado judío aparte de la biblia recomienda que las mujeres remojen una esponja en vinagre o jugo de limón y se la pongan en sus partes íntimas mientras tienen relaciones sexuales, el famoso mujeriego Casanova ponía una cáscara de esa así la fruta en todas sus amantes para así liberarse de dar pensión alimenticia, lo curioso es que la medicina alternativa dice que si una mujer con cuatro semanas de embarazo absorbe mucha vitamina c presente en el limón, el feto puede morir.